Mantequilla de marihuana: el santo grial de la cocina cannábica

Tabla de contenidos

Hoy vamos a presentar el ingrediente más importante para cualquier receta con cannabis: la mantequilla de marihuanas. Ésta es la mejor alternativa para aquellas personas que quieran beneficiarse de los efectos de los cannabinoides sin tener que fumar o vaporizar y poder disfrutar de las comidas con un toque divertido.

Para esta receta hemos de tener especial cuidado con la dosis que utilicemos, ya que con la mantequilla se aprovecha el 100% del cannabis mientras que fumado tan sólo aprovechamos un 40%. Es decir, los efectos que pueda producir esta mantequilla de marihuana se van a ver potenciados, por lo que es mejor empezar con dosis pequeñas.

mantequilla-marihuanas

Cómo preparar mantequilla de marihuana en sencillos pasos

Ingredientes:

  • 250g de mantequilla
  • 500ml de agua
  • 10g de hojas con resina o 4g de cogollos

Preparación de las flores de CBD

Para esta receta no necesitamos utilizar los cogollos, aunque sí es recomendable, puesto que es aquí donde encontramos la mayor concentración de los cannabinoides de la planta. También podemos utilizar las hojas con más resina o mezclando estas hojas con los cogollos.

En primer lugar, calentaremos agua a fuego medio. Es importante que la temperatura no sea demasiado alta y el agua no hierva con demasiada intensidad, ya que podría estropear nuestros cogollos. Una vez esté caliente introduciremos nuestras flores de CBD en el agua y removeremos durante 20 minutos para eliminar el sabor de la clorofila y las impurezas que puedan tener.

comprar-flores cbd-area420

Preparación de la mantequilla de marihuana

Pasado este tiempo calentaremos la mantequilla a fuego mínimo. Tendremos que poner atención en el calor, evitando que la mantequilla hierva. Cuando se haya derretido colocaremos la hierba limpia en la mantequilla y removeremos suavemente durante 30 minutos. Poco a poco iremos viendo que la mantequilla va adquiriendo un color más verdoso y se vuelve más homogénea. Después de 30 minutos podremos apagar el fuego, retirar los cogollos y reservar la mantequilla.

Es recomendable dejar reposar nuestra preparación durante 24h para que se asienten todos los cannabinoides.

¡Listo! Ahora ya puedes utilizar esta mantequilla en cualquier receta, ya sean bizcochos, galletas o cualquier tipo de dulce que pueda necesitar esta mantequilla de marihuana.

Compartir esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *